Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

 

REAL CRÓNICA DE JULIO DE 1651
(¡Número 300!)

GACETA MILITAR

-Durante las últimas campañas, el enemigo era interno. Malditos paganos a los que enseñamos quién manda. Y ahora los victoriosos leales al Rey volvemos al campo de batalla. ¿Sabéis por qué? Porque los españoles solo saben hacer una cosa: joder la marrana y presuponer que somos débiles.

La arenga de Jean Pierre de Lafayette, Teniente Coronel de los Mosqueteros del Rey, era dura. Dura, y dirigida a hombres duros. El Mayor Jacques de la Touche escuchaba atentamente, hasta que su vista se desvió instintivamente y vio algo al fondo. Se acercó discretamente al Teniente Coronel y le intentó decir algo, pero Lafayette, enfrascado en su arenga, lo apartó con un gesto de enfado. Y el sonido de una explosión lejana puso en alerta al joven Mayor.

-¡AL SUELO! -gritó mientras se abalanzaba sobre el Teniente Coronel-.

Una salva de balas rozó sus cabezas. Algunos soldados cayeron heridos y muertos. Jacques de la Touche vió que el Teniente Coronel era de los heridos graves, se levantó e indicó a André du Guerrier que le siguiera con sus hombres.

-ATTAQUER! - Gritó con más fuerza - A défilé ALLEZ! ALLEZ! ALLEZ! ALLEZ! ALLEZ!ALLEZ! ALLEZ! ALLEZ!

Corrieron como si no hubiera mañana. Contaba mentalmente hasta 30 hasta llegar a gritar:

-AU SOL! -Los soldados se tiraron al suelo esquivando las balas. - ALLEZ! ALLEZ! ALLEZ! ALLEZ! - Repitió y esta vez más soldados del campamento los siguieron. Saltaron a campo abierto. Asaltaron el campamento español.

* * *

Al mismo tiempo, el grueso de las tropas francesas formaba en un amplio prado. François Bonvoisin, Teniente coronel de los Carabineros de la Reina, arengaba a las tropas: -Durante las últimas campañas, el enemigo era interno. Malditos paganos a los que enseñamos quién manda. Y ahora los victoriosos leales al Rey volvemos al campo de batalla. ¿Sabéis por qué? Porque los españoles solo saben hacer una cosa: joder la marrana y presuponer que somos débiles.

Cael de Rouen esta al lado del teniente coronel de los Carabineros de la Reina. Con el semblante serio esperó a que éste acabara su arenga, y finalmente sin más ceremonia dijo: -Messieurs, agarren sus mosquetes. Nos vamos al frente.

Al otro lado del campo, los españoles habían formado. Ambos ejércitos disparaban sus cañones de forma inofensiva, probando distancias. La caballería salió al galope, destacando entre los jinetes el Teniente coronel Lafayette, cuya alta y espigada figura marcaba la cabecera de la formación de los Carabineros de la Reina. Detras de ellos, la infantería, con el 27 de mosqueteros avanzando en pinza por la derecha.

Al llegar el contacto con el enemigo, Bonvoisin cayó al suelo, inerte, alcanzado por una bala de mosquete. Cael de Rouen tomó el mando, abriendo espacio y ocupando al enemigo en apartar a la caballería mientras la guardia de Dragones, con Alexandre de l'Oie al frente, descabalgaba detrás de los enemigos.

* * *

Jacques de la Touche y André du Guerrier estaban sentados en medio de un campamento abandonado. André du Guerrier miraba una pipa de marfil que algún español había dejado en su huída, y observaba la cubertería de plata, perteneciente al alto mando español, que también había quedado atrás.

-Buena batalla ha sido, a fe mía. Habéis liderado bien. Os merecéis ese ascenso.

-Demasiados muertos, mon ami. El Teniente Coronel no sólo era mi superior, era mi amigo. No puedo alegrarme aunque lo intente -contestó Jacques de la Touche-.

-Bien, lloremos con mi botín y con tu ascenso -contestó André du Guerrier-. No soy insensible, pero es la guerra. El muerto al hoyo y el vivo al bollo.

* * *

En los restos de la batalla, al atardecer Cael de Rouen veía la escena con cierta satisfacción. Brindaba con Alexandre de l'Oie por sus ascensos. Mientras, Armand de Tourbillon revisaba los restos de las tropas españolas por si encontraba algo de valor. No le culpamos: es tarea encomiable darle una vida más digna al oro español.

* * *




FECHA LÍMITE PARA EL PRÓXIMO TURNO

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 7 de septiembre de 2018, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited