Preux et audacieux: Una partida de En Garde!®por e-mail

 

REAL CRÓNICA DE SEPTIEMBRE DE 1642

Hay muchas maneras de ganar un duelo.
Lestat du Pointlac

ECOS DE SOCIEDAD

Primera semana

Nerviosismo. Ese era el estado general que se respiraba en los pasillos de Palacio. Un continuo ir y venir de gente desde los despachos de su Eminencia hasta los de su Majestad. Jean Baptiste Le Rond y Phillipe Valmont se disputaban dos cargos importantes: la Gobernatura Militar de París y el Ministerio de Exteriores. ¿Renovará su Alteza Real la gobernatura a monsieur Valmont, aprobando la política de impuestos que llevó el año pasado? ¿Otorgará su Eminencia el importante ministerio de Exteriores a Le Baron d'Alembert? ¿O preferirá entregárselo a Olivier d'Arzac o Joseph Le Maitre, dando la oportunidad a las nuevas y frescas ideas que aportaban cada uno?
En un pasillo aparte, Olivier d'Arzac y Joseph Le Maitre, fieles a Su Eminencia, hablaban con el también servidor de su Eminencia monsieur Valmont sobre las claras opciones del primero a obtener una gobernatura de provincia. No tenía competidores en este aspecto y era muy probable que consiguiera una de las dos. Valmont realmente no era capaz de escuchar lo que le decían. Bastante pensativo estaba, preocupado por qué nueva política seguiría a partir de entonces si el Rey decidía renovar su mandato en La Bastilla. Le había cogido cariño al cargo, y tenía nuevas ideas que poner en práctica. Sería lamentable no poder aplicarlas.
Atentos a estos desenlaces se encontraban otros caballeros de la cite, que sabían que su futuro podría depender del estado de ánimo en el que se encontraran los anteriores caballeros después de resolverse la cuestión que los mantenía en vilo. Dos caballeros optaban a ser ayudantes de alguno de los Generales anteriores: Cyprien Papillon y Joss Len Beaumont.
En el patio del Palais Royale, otros dos caballeros estaban esperando a conocer la decisión del Delfín sobre cuál de los dos habría de servirle como ayuda de cámara: Jacques Costeau y André du Calamar rivalizaban por obtener el privilegio de servir al hermano de Su Majestad.
Finalmente, le Baron d'Alembert paseaba solitario por los jardines de Palacio, inmerso en sus pensamientos y concentrado en sus opciones. Francia necesitaba una nueva dirección en política exterior, y un enfoque diferente en París. Y él sabía cual era el camino a seguir.
Al final de la semana, expresiones triunfantes como la de Philippe Valmont, frustradas como la de Joss Len Beaumont, y agridulces como la de Jean-Baptiste le Rond, que no consiguió ningún cargo de relevancia pero a partir de ahora será llamado Viscomte d'Alembert. En resumen, una semana agitada en el Palais-Royal.

Otro lugar donde ha habido agitación es el cuartel de los Marines Reales, que ha pasado toda la primera semana en pleno zafarrancho de limpieza. Joss Len Beaumont, su antiguo Coronel, lo ha escogido para celebrar un Te Deum en agradecimiento por las victorias en campaña y en memoria de los caídos.

Y, como contraste, uno de los palcos de le Théatre Royale, donde André du Calamar invitó a fray Marcel y Jean Parrot, Ch.d'H. a pasar una tranquila velada teatral.

Segunda semana

La segunda semana ha sido pródiga en duelos, aunque ninguno de ellos ha terminado a la manera convencional. El martes, Jacques Cousteau y Joss Len Beaumont se citaron al anochecer detrás de las Carmelitas. Al llegar a la cita, Joss Len Beaumont se mantuvo callado hasta el momento decisivo, en el cual y tras coger el arma para el duelo, miró a su contrincante a los ojos y le preguntó:
-¿A primera sangre?
-A primera -fue la lacónica respuesta-.
Aquí giró Joss Len Beaumont el arma y se hizo un corte en la mano. Mostrando el corte sangrante a su rival, le preguntó:
-¿Queda satisfecha nuestra deuda?
-Bueno...-respondió el sorprendido Jacques Cousteau-. Supongo que sí, pero no entiendo...
-Gracias: ya he visto demasiada sangre en los campos de batalla. Siento las molestias que os hayan podido ocasionar mis palabras, no volverá a ocurrir. ¿Qué os parecerían unas rondas de vino para ahogar el asunto?
Y así, ambos se dirigieron al club, donde pasaron el resto del día entre copa y copa, hablando sobre las batallas de la recién terminada campaña.

El otro duelo, dos días más tarde, fue algo más dramático, aunque también tuvo buen fin: André du Calamar y Lestat de Pointlac esperaron en sus respectivas viviendas hasta que sus padrinos vinieron a buscarlos para llevarlos al sitio acordado, desconocido para ellos. Sin embargo, pese a que los padrinos tomaron todas las precauciones para mantener en secreto el lugar y la hora del lance, éste llegó de alguna forma a oídos de fray Marcel, quien se personó en el lugar, interponiéndose entre ambos contendientes justo en el momento en que iba a empezar el combate. Con persuasión, con buenas palabras, con fervor y, por qué no decirlo, con un poquito de pesadez, fray Marcel consiguió que ambos contendientes depusieran su actitud e hicieran las paces.

Tercera semana

Joss Len Beaumont llevaba toda la semana mirando al cielo cubierto de nubes. "Como nos llueva vaya desastre", pensaba. Pero hubo suerte, y la lluvia del miércoles por la noche dejó paso a un sol radiante que, a media mañana, ya había secado el patio de armas de los Marines Reales. Llegada la hora, al mediodía, fueron llegando los asistentes: André du Calamar, Cyprien Papillon con Giovanna Pascalli, Jacques Cousteau con Claire Lagaine, Jean du Mont Blanc, Lestat de Pointlac, fray Marcel y, con un poco de retraso pero a tiempo para la misa, Renaud d'Anterroches con Mussette d'Envion. Joss Len Beaumont los fue recibiendo a todos y acomodándolos en asientos de las primeras filas. fray Marcel comenzó la misa puntualmente, aunque hay que decir que los acontecimientos de la semana anterior no le dejaron tiempo para preparar un sermón en condiciones y tuvo que improvisar bastante, cosa que se notó en la calidad final.

Al final de la misa tomó la palabra Joss Len Beaumont:
-íGracias a todos por venir! íEs un orgullo poder despedir así a los que dieron su vida por Dios, por el Rey y por Francia!
A continuación se volvió hacia las tropas formadas en uniforme de gala a la derecha del patio y se dirigió a ellas:
>>¡Soldados! ¿Qué somos?
¡MARINES REALES! -fue la atronadora respuesta.
-¿Qué queremos?
¡HONOR Y GLORIA!
Tras lo cual ofreció un refrigerio a los asistentes mientras las tropas se retiraban a sus acuartelamientos. Sin embargo, éstas también tuvieron su recompensa al anochecer, cuando su antiguo coronel mandó traer unos barriles de vino y licor para brindar por los camaradas caídos.

Cuarta semana

De nuevo, el mes termina con una de las fiestas de Jean Parrot, Ch.d'H.. Aparte del anfitrión y su dama que, como de costumbre, estuvieron en todo momento pendientes de sus invitados, la fiesta contó con la presencia de Cyprien Papillon con Giovanna Pascalli, André du Calamar, Jacques Cousteau con Claire Lagaine, Joss Len Beaumont, Jean du Mont Blanc, fray Marcel, Renaud d'Anterroches, Sevère de Montmorency y Lestat de Pointlac con Lili Montparnasse. Pese al reciente enfrentamiento entre éste y André du Calamar, no hubo tensión entre ambos ya que fray Marcel se cuidó de evitar que se provocasen mutuamente. Hubo, en un momento dado, un anuncio sorpresa: Lestat de Pointlac se subió a una silla y reclamó la atención de los presentes para realizar un venturoso anuncio: su próximo enlace matrimonial con Lili. Al mismo tiempo pidió a fray Marcel que oficiase la ceremonia, ya que "me ha enseñado que hay varias formas de ganar un duelo", según dijo mientras miraba a André du Calamar. Éste apretó los dientes pero no reaccionó.

Ajeno al bullicio mundano, una vez más Philippe Valmont y la Comtesse d'Ille han preferido el parque de les Tuileries para disfrutar de los últimos días de buen tiempo antes de que llegue el frío. Parece que la Comtesse encuentra en la compañía de Valmont un muy necesario alivio para su soledad, y éste se evade de las múltiples obligaciones de sus cargos.

NOMBRAMIENTOS HABIDOS ESTE MES

  • Philippe Valmont ha sido nombrado Ministro de Asuntos Exteriores.
  • Philippe Valmont ha sido nombrado Gobernador Militar de París.
  • Olivier d'Arzac ha sido nombrado Gobernador Militar de Bretaña.
  • Cyprien Papillon ha sido nombrado Aide del Brigadier General Philippe Valmont.
  • Sevère de Montmorency ha sido nombrado Aide del Teniente General Olivier d'Arzac.
  • Jacques Cousteau ha sido nombrado Aide Regimental de los Carabineros de la Reina.


CARGOS PARA EL MES DE OCTUBRE
CargoRequisitosN.S. mínimoQuién nombra
Capitán Escolta Real Capitán de Guardia Real 9Gob.Mil.París
Capitán Escolta CardenalCapitán Guardia Cardenal 7Gob.Mil.París
Abanderado Escolta Real Subalterno Guardia Real 9Gob.Mil.París
Abanderado Escolta CardenalSubalterno Guardia Cardenal 6Gob.Mil.París
Chancellor Vicario 11Arzobispo



CARGOS PARA EL MES DE NOVIEMBRE
CargoRequisitosN.S. mínimoQuién nombra
Soldados escolta Real Soldado Guardia Real 8Capitán Escolta
Soldados escolta Cardenal Soldado Guardia Cardenal 5Capitán Escolta
Oficial diocesano Vicario 10Arzobispo


NOTAS DE LOS ÁRBITROS

Ya hace algún tiempo que quería retocar el calendario de cargos distribuyendo los cargos eclesiásticos a lo largo del año; las nuevas reglas para presentarse a cargos me han hecho ver que ahora era todavía más necesario, y finalmente lo he hecho. Actualmente el cambio sólo afecta a un jugador (Carlos/Marcel du Calais), pero bueno es que lo tengáis en cuenta.
También he añadido en el mismo calendario, por sugerencia de Víctor/Philippe Valmont, unas marcas que indican cuándo es el inicio de cada estación, para ayudar a calcular campañas, inversiones, favores de influencia, etc. Por cierto, Víctor: ¡gracias por el fragmento de crónica de la primera semana!

El plazo de entrega del próximo turno finaliza el viernes, 30 de octubre de 2009, a la medianoche (hora española peninsular).

¡Hasta pronto!

PrincipalVolver a la página principal.


®"En Garde!" es una marca registrada de Margam Evans Limited